Zinedine Zidane y Luis Enrique tienen muchos problemas para corregir a sus jugadores

problemas-de-zidane-y-luis-enrique

La idea de una Liga con más de dos equipos contendientes todavía permanece en el aire, con el Atlético de Madrid otra vez a la cacería de Real Madrid y más aun con el Barcelona, el Sevilla y el Villarreal al acecho.

El Barcelona y el Real Madrid tienen problemas con sus jugadores

Pero los resultados de los dos grandes dejan dudas y alimentan las esperanzas de los competidores, ya que si no hay correcciones de los entrenadores a sus jugadores, la Liga puede explosionar para ellos.

La baja forma de Cristiano y la ausencia de Messi

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son cada vez más humanos que nunca y no son los semi dioses de antaño. Pero a día de hoy no se puede compensar la pérdida de los dos jugadores más grandes del fútbol actual.

Aunque las vacaciones de verano han sido un respiro para estos dos jugadores, desde que regresó de un exitoso verano con Portugal, Cristiano Ronaldo ha estado jugando con muchos errores, en una combinación de fatiga mental y física que ha dado como resultado que Ronaldo manifieste ansiedad de cara al gol.

Con Ronaldo descontento con sus actuaciones y cabreándose en ocasiones con los compañeros, Zinedine Zidane tiene que hacer frente a un verdadero problema como dirigente del equipo.

Sin Lionel Messi, no es mucho lo que el Barcelona puede hacer, ya que el argentino ha sido propenso a las lesiones durante las últimas temporadas y el Barcelona tendrá que acostumbrarse a ello mientras Messi envejece. Sin embargo, se espera que Neymar asuma galones como la temporada pasada, aunque los Juegos Olímpicos fueron un paréntesis que no hubo el año pasado.

Casemiro y Busquets plantean un problema

Los gigantes de la Liga no suelen tener mucha necesidad de un centrocampista defensivo. Sin embargo, el Real Madrid tiene un problema de equilibrio muy claro.

Zinedine Zidane tiene un récord del 100% cuando Casemiro está en el once inicial, pero en su ausencia, el mediocampista del Madrid se desmorona, ya que muestran lagunas defensivas.

En Barcelona, Sergio Busquets ha sido el jugador indispensable para el equipo durante muchos años, y verlo luchar por estar en forma es realmente sorprendente. Lo peor es que no existe un plan B para el Barcelona, ​​ya que trasladar a Mascherano al centro del campo reduce su ímpetu de ataque, donde la única oportunidad de Luis Enrique es esperar pacientemente a que Busquets vuelva a su mejor momento antes de que sea demasiado tarde.

Esto plantea un panorama difícil de resolver y los entrenadores tendrán que acudir a su fondo de armario o mirar la próxima ventana de contrataciones de invierno, que no siempre plantea soluciones inmediatas.

Mientras tanto, a los dos grandes se les está haciendo difícil ganar de modo consistente. El Atlético será contendiente hasta la parte final de la temporada y si el Sevilla cree en sí mismo puede plantear un problema adicional, ya que Sampaoli es un técnico que ha llegado con muchos pergaminos y hay una planificación deportiva inteligente detrás del conjunto andaluz.

El partido Barcelona Real Madrid empieza a tomar forma y por nada nos queremos perder ese plato especial de la Liga para ver quien llegará mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *